Cómo proteger el pelo de los tintes

 

Cambiar de look y renovar el color del cabello cada cierto tiempo es algo que muchas mujeres llevamos a cabo para vernos más atractivas y realzar nuestra belleza.

 

Sin embargo, teñir el pelo a menudo es quizás una de las prácticas que resulta más dañina para su salud, pues lo reseca en exceso y lo debilita provocando que ya no luzca tan fuerte y sano como de costumbre.

 

Es por ello que si deseamos proteger el pelo de los tintes y minimizar los daños, será imprescindible tener en cuenta una serie de cuidados que deben ponerse en práctica justo antes de la coloración.

 

 

  • Los tintes contienen componentes químicos que, al entrar en contacto con el cuero cabelludo, pueden resultar muy agresivos provocando irritación, picor, debilitamiento de las fibras capilares y rotura de las mismas. Además, a la larga favorecen la sequedad del cabello haciendo que luzca mucho más maltratado. Por ello, es importante que en el momento de comprar un tinte para el cabello no solo te fijes en el color, sino también en los ingredientes que incluye en su fórmula. Así, te recomendamos evitar aquellos que contienen amoniaco, alcohol, parabenos o resorcinol y optes, en su lugar, por tintes orgánicos que protegerán la salud de tu cabello en todo momento.

     

  • No debes preocuparte por el acabado que ofrecen los tintes orgánicos, ya que son igual de efectivos y proporcionan una cobertura excelente, dejando el cabello con un tono mucho más natural y unos reflejos brillantes muy favorecedores. Contienen ingredientes naturales, por lo que son ideales para evitar posibles reacciones alérgicas y los molestos picores durante su aplicación. De todos modos para proteger el pelo de los tintes, es importante que antes de usarlo sobre el cabello realices una prueba previa para asegurarte de que no te provocará alergia. Aplica un poco del producto sobre el dorso de la mano y espera unos minutos para ver el efecto que tiene sobre tu piel.

     

  • Contra más saneado esté tu cabello, menos daños causará el tinte en él y mejor será el resultado final. Así, es recomendable que antes de teñirte te asegures de no tener partes muy dañadas y, por ejemplo, hacerte un buen corte de puntas para aportarle fuerza y vitalidad y lograr que tu melena se vea radiante y sana después de la coloración.

     

  • En el mercado, encontrarás una amplia gama de protectores del cabello que minimizarán los daños de la coloración y protegerán las fibras capilares de la actuación de los componentes del tinte. Hazte con uno de buena calidad y no dudes en aplicarlo de manera uniforme por todo el pelo justo antes de empezar a teñirte.

     

    Si notas que tu cabello está demasiado reseco o áspero al tacto, será importante que unas semanas antes a teñirte, le aportes un extra de hidratación mediante la aplicación de mascarillas nutritivas y reparadoras. Puedes elaborar buenas mascarillas con productos caseros como las que te mostramos a continuación:

     

    • Mascarilla de aguacate: mezcla la mitad de un aguacate con medio yogur natural.
    • Mascarilla de leche de coco: mezcla 6 cucharadas de leche de coco, 3 de miel y 2 de cacao en polvo.
    • Mascarilla de plátano y aceite de oliva: mezcla un plátano con 2 cucharadas de aceite de oliva.

 

¡Ahora ya sabes cómo proteger el pelo de los tintes! No olvides que después de la coloración debes aplicar el tratamiento de lavado que incluye el tinte de cabello, así como usar champús y mascarillas específicas para pelo teñido, ya que contienen menores cantidades de detergente y te ayudarán a mantener el color intacto por muchísimo más tiempo.

 

 

Cómo proteger el pelo de los tintes

 

 

Fuente original: Uncomo

 

Comparte este contenido:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario


x