Cómo elegir las extensiones de pelo correctas

Elige entre extensiones de cabello natural o sintético y el sistema de colocación que prefieres.

 

Las extensiones adhesivas son las más discretas.

 

Las extensiones adhesivas se colocan como un sándwich mechón por mechón. Su delgadez permite colocar una por encima de tu pelo y otra por debajo consiguiendo volumen sin que se note. Son las más discretas y puedes reutilizarlas entre dos y tres veces.

 

Debes tener ciertas precauciones si eliges esta opción. Podrás vivir con ellas sin necesidad de quitártelas, ni siquiera para dormir. Cuando te laves el pelo, procura no hacerlo con la cabeza boca abajo y utiliza cepillos especiales para lavar y desenredar tu pelo. Si son de cabello natural podrás teñirlas y plancharlas con normalidad.

 

Las extensiones de clip se colocan muy fácilmente.

 

Las extensiones de clip se sujetan con grapas o micropeinetas. Solo tienes que abrirlas, colocar la extensión en la zona que prefieras y cerrar. Te las puedes poner tu misma muy fácilmente.

 

Pueden ser de cabello natural o de pelo sintético. Si son naturales las podrás teñir y planchar. Si son sintéticas no podrás modificarlas.

 

También hay flequillos, moños y postizos de diferentes tipos que se colocan con este sencillo mecanismo.

 

Las extensiones de queratina son muy naturales.

 

Las extensiones de queratina están hechas con la misma proteína que está presente en las uñas y el cabello natural. En este caso hay que tener cuidado porque en el mercado puedes encontrar extensiones hechas con silicona en lugar de queratina. Este producto necesita más temperatura para calentarse y donde se engancha se parte el cabello.

 

La queratina verdadera es muy fácil de quitar. Se aplica un disolvente y se retiran sin dificultad. El efecto es muy natural. Las hay rizadas y lisas. Para cuidarlas, tendrás que seguir las mismas recomendaciones para para las extensiones anteriores.

 

Las extensiones de cabello tejido se adaptan a tu cabeza.

 

Las extensiones de cabello tejido están cosidas para que las vayas cortando dependiendo del ancho de tu cabeza. Se sujetan con una especie de grapas pequeñas. Puedes colocar diferentes alturas y largos en función de cu melena. Las hay de 45 y de 55 centímetros de largo. Después las podrás cortar y adaptar a tu peinado fácilmente.

 

 

 

 

 

Fuente: lainformacion.com

 

Comparte este contenido:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario


x